31 jul. 2008

Otro relato "lingüístico", Juan Yanes

Otras buenas referencias:

CÓRDOBA http://veronica-primer-clon.blogspot.com/2008_06_01_archive.html
JAÉN http://www.tiscarjandra.blogspot.com/

MÚSICO MIAJADEÑO qué fotografo… cuánto ARTE  (de mi amigo Juan Antonio Loro)






http://www.flickr.com/photos/portuenses/ ¡No os perdáis su galería de fotos, su disco... su blog RETRATO DE CARTÓN!

REVISTA MUY CHULA… en el número de Agosto aparecerá un poema mío, qué emoción¡¡
http://www.ensentidofigurado.com/actualem.pdf

El texto de YANES se lo “cojo” a Carmen Cordobita, en sintonía con el de Carmen Galán que puse en otra entrada). Me entra la vena LINGUÍSTICA de vez en cuando…

Te pondré entre paréntesis para que no te escapes. Además, te pondré entre signos de interrogación para ver si resuelves, de una vez, tus problemas de identidad. Ahora que lo pienso mejor, te pondré en un anexo para matar tu orgullo o te pondré en una nota, a pie de página, para ningunearte. Te pondré bajo la custodia de las diéresis y bajo las uñas oblicuas de las tildes para que sientas el peso y la agudeza de su voz. Pero mejor, terminemos ya con este juego, te pondré una tachadura encima para anularte, un borrón, un garabato. ¿Ves? Ya no existes, te he borrado con la goma de borrar, he rascado la superficie del papel y ya no estás. Quizá no sea necesario llegar tan lejos, pero sí te pondré en una nota marginal para que conozcas la marginación.
Pensándolo mejor, creo que te pondré in medias res, para que aprendas lo que es la vida —siempre estamos en la mitad de alguna historia— o te pondré en un punto y final, para no verte más. Sin comas, para que no puedas respirar... Venga, va. Se acabó tanta tontería. Te escribiré con hache, para que sepas del silencio. Te pondré en medio de la nada, para que sepas lo que es la escritura, pero no llores, por favor. Si sigues llorando me veré obligado a ponerte una barra pisana para que resbalen tus lágrimas. No me gusta verte triste, sino juguetona. Te pondré en bastardilla, para ver cómo andas de cintura. Te escribiré con acento circunflejo, para que no te mojes cuando llueva. Te pondré en medio de un texto iluminado, para contemplar tu belleza. ¿Sigues llorando? No llores, te pondré junto a una metáfora sostenida, para que estés siempre perfumada y te escribiré con dos puntos, para que empieces a contarme cosas una detrás de otra, no importa que estén desordenadas. ¡Te pondré entre signos de admiración porque te amo! y tiraré al suelo los corchetes, mientras desabrocho tu blusa, lentamente.

JUAN YANES.

Un mucho de mí

Un poco de "destape" en esta tarde calurosa... (uf... vaya ritmito, además con la tecnología extraña que me acelera aún más parece un ritmo hip-hop o algo así) ¡qué recuerdos! era un lluvioso 25 de octubre, no sé cómo me atreví -todavía desconozco de dónde vino aquel impulso-. Por esos versos me dieron el "accésit" y esperan un LIBRITO, veremos.

http://www.videos.es/reproductor/silviagallego-(SnSpMZJCTp0

Para "solventar" la duda de robaros minutos en el TEMPUS FUGIT:

Gioconda Belli


Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo, ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas y pliegues
y suaves hondonadas,
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.


Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre

y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños, el instinto.
Todo lo creó suavemente

a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen
mujer todos los días
,

por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.


Si pasamos al relato: unas críticas muy curiosas (hoy... desde luego ME ESTOY SUBIENDO EL ego.... mucha autoestima, eso, eso... hay que quererse)

ANUNCIO POR MIRADAS
“Femme fatale” asegura placeres lectores en todo el cuerpo. Atrévete a imaginarme.


Muy lírico. Trasposición de carne e idea, letra y placer. Me ha gustado. Como un spot versificado. Hay talento.
Comentario por miguel ángel zapata — Mayo 24, 2008 @ 3:12 pm

Es una invitación en toda la regla a unos paisajes y parajes idílicos. La fatalidad es no cruzarse con ellos. Tiene un tendido estético y lírico que también rezuma una ironía desde el estilo narrativo de anuncio por palabras en el periódico. Suerte y que compartas mucha belleza
Comentario por Julián Sánchez — Mayo 24, 2008 @ 4:19 pm

30 jul. 2008

Un recuerdo emotivo, un grupo genial

Escarceos en El Escorial
Con excusa de un curso que prometía retiro y saber estar, nos encontramos, indecentes y pasionarios un conjunto de versos que amagaban un poema. Esta foto puede ser el resumen del grupo del Escorial.La chicha ira saliendo poco a poco y los versos desnudarán a poetas que tienen algo que decir o callar y no callan para ser poetas. Con su permiso, pondré versos de cuando en cuando, hasta entonces, sus caras y sus nombres para echar a correr a tiempo.

Lola Moreno / Orlando Hernández (el que no da la cara) / Silvia Gallego / Luis Daniel del Pino / Raquel Hormigos / Andrés González / Marina Tapia / Leire Olmeda / Gonzalo del Pozo / Oscar M. Centeno / Alejandro Fdez-Osorio

ESTAS SON LAS PALBRAS DEL "poeta astur", el último de la lista (el de azul). Lo que sigue fue mi comentario en su blog. ¡¡Nos volvemos a juntar a finales de Agosto!! qué tiemble Graná

mmm qué GUSTOSO este "peaso" GRUPO ...como tal y con sus DIVINAS INDIVIDUALIDADES¡¡¡
muchas sugerencias divertidas, palabras que invitan a la risa-reflexión...
Estoy convencida de que las SINCRONÍAS son "por algo", las coincidencias mágicas nos llegan "justo ahí" porque nos espera ALGO, jejeje
un placer haberos encontrado, un punto de partida para lo que queramos...muy especial VUESTRA LLEGADA a mi camino.

Roger Wolfe

¿Qué tal uno de mis descubrimientos con el curso de poesía y comunicación de EL ESCORIAL? Fue todo un ejemplo de CONEXIÓN y MULTIPOESÍA.

Roger Wolfe, lo he leído en la magnífica edición de Renacimiento (¡¡que recomiendo vivamente!!, sobre todo de García Montero con su excelente selección de Poesía urbana, Luis Alberto de Cuenca, Su nombre era el de todas las mujeres; Carlos Marzal, Andrés Trapiello...)


En Días sin pan:

LA POESÍA

La poesía de una madre que grita en un balcón

llamando a sus hijos a la cena.

La poesía de una radio que suena al otro lado

de una ventana apenas entreabierta.

La poesía de un mendigo inclinado ante una gorra

en las baldosas, en espera de limosna.

La poesía de un charco agostado entre las piedras.

La poesía de una mujer que se levanta de la cama

buscando a tientas el sujetador en la penumbra. (aquí hay mucho de Bécquer, poesía eres TÚ¿?

La poesía de un perro que se estira

bostezando en una alfombra.

La poesía de un televisor con el volumen silenciado

mientras suena música y los cuerpos se enajenan.

La poesía de una calle a media tarde

en cuyo extremo hay un boquete de luz que se proyecta

sobre el mar, atravesado por los tumbos de un borracho.

La poesía de una voz en el teléfono.

La poesía de un autobús que remonta la avenida

llena de gente ensimismada.

La poesía de un viejo vagabundo desdentado

apurando un cartón de vino en la escalinata de una iglesia.

La poesía de una mancha de aceite en una acera.

La poesía de un hombre gordo que se agacha

con un cigarrillo entre los labios

para atarse los zapatos al fondo de la barra.

La poesía de una anciana que se arregla el maquillaje

en un espejo.

La poesía de unas manos que casi no son mías

tanteando (¿tonteando?) en el teclado...

TODA ESTA POESÍA QUE NUNCA CABE EN UN POEMA.

**Recomiendo la búsqueda de: Pruebas, El protocolo del rubor ¡¡¡¡¡¡Todo, nada...

con poemas de Ángel Petisme

Hoy en la playita me ha fascinado la antología de Ángel Petisme (poeta y músico de Zaragoza, 1961; colaborador de Aute). Se llama Teoría del color, en la editorial Sial.

Los cisnes maltratados

Creías que podías navegar mi silencio.
Te abro de piernas mi corazón, mi noche,
mi luna rebosante de riberas y espanto...
Pensabas que podías tocarme de cerca,
yo te acaricio desde la Gran Distancia
con mi escarcha de peces abisales.
Sabes que es irreal todo esto
y me estoy palpando la alegría
por haberte conocido, princesa.
Dices que somos muy diferentes,
lo justo para no aburrirnos,
aunque estarnía dispuesto a clonarme de ti,
de tu viento golpeando la lumbre,
de tu ternura y tu dolor de estatua.
Deja que nade junto a los cisnes maltratados.
Deja que bese dulcemente los labios de tu alma.

... si crees que defender la dignidad en estos tiempos
es un suicidio puedes llamarme terrorista.
Somos muchos. Quien no está con nosotros
está contra nosotros, dixit el emBushtero
PIENSO LUEGO RESISTO, AMO LUEGO RE-EXISTO.

¡¡¡¡¡¡ QUÉ BUENO¡¡¡qué os parece?

merece escuchar una canción:

http://es.youtube.com/watch?v=ZKN4kvfCj2Q

Otros "tesorillos":

...AMARGO COMO LA VIDA, SUAVE COMO LA MUERTE,
DULCE COMO EL AMOR. ???


...los poetas somos así. A golpe de latido
una metáfora nos conduce a otra. Una piel a otra piel.


...La humanidad no tiene remedio. Sólo algunos seres justifican el mundo
y te ayudan a vivir, como dijo Camus.

29 jul. 2008

Hechizos de la informática y Carmen Camacho

MAAAAAGIA¡¡¡ con esta técnica curiosa, pido ayuda a los "hados" o algún internauta con ganas de explicarme la opción de los COMENTARIOS y "tacháaaaan" sale la opción. Y en la entrada de esta mañana de PALABRAS no aparece la fecha.... cosas del caos. Del reloj ya ni hablo, tiene vida propia.

Me pone de buen humor, tb las palabritas de amigos en el @ y busco otro buen poema.

Sieeeeento la "largura", es verdad que la cantidad no es calidad, pero no me resisto. Esta chica sevillana Carmen Camacho me conquista.


Cuando dejo de ser flor,
molesto.

Pero lo duro era ser, lo
infatigablemente aciago.

Que yo contrayese alguna seria dolencia
favorecería enormemente a mi obra literaria.

Como no encuentre trabajo, me marcho a Las Vegas.
En los Estados Unidos soy más guapa que en ningún sitio.

Pero he sido antipática y pretenciosa,
he sonreído por mi propio interés,
la ajetreada capitalista sexy;
compensé por mis días de impotencia.
Ser
es lo difícil.
Cuando hablé sólo contemplaron mis labios.

¿Si me tomo un descanso eso
me hará irresponsable?
¿si soy vulnerable
seré pisoteada?
¿si me fuesen peor las cosas
me querríais acaso más?

Una profusa navaja es el proyecto de la identidad,
un ruiseñor mecánico la tarde.
Tanto souvenir acabará con Notre Dame
¿Dónde estabas cuando te necesité?

...

Propuesta de diálogo y un poema

¿qué os parece eso de "AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS"?

¿y lo del necesario "CONTACTO-RETIRADA" ?

jooooooooooooooooooo me encantaría el diálogo fluido tb en este medio, pero POR QUÉ NO SALE AUTOMÁTICAMENTE LA OPCIÓN DE QUE ME HAGÁIS COMENTARIOS????? AUNQUE SALGA 0 me gustaría que hubiese la opción, si alguien me echa un cable (pinchar en el sobrecito para un correo o un comentario en alguna otra entrada). Este chisme no acaba de entenderme...

Un poema muy curioso de un gran poeta ("visual") de Granada; disfrutadlo. Para dar envidia "sana" mañana me voy a SALOBREÑA y por la noche un "cine de verano" en el albaizin (cortos premiados); todo un lujazo.

Alfonso Salazar

BOLERO DEL AMOR MATEMÁTICO

Si te escribo cartas de amor y boleros
es amor la consecuencia matemática
de toda la espera, toda la distancia,
una ecuación amor, la desnuda fórmula
que lejos de métodos, reglas y formas
desemboca en positiva desazón.

Posiblemente amor por ser el amor
la trágica ecuación de segundo grado,
entonces tú en incógnita te conviertes
,
derivada, integral, número entero.
Dime cómo podré, cómo elevaré
amor, todo tu amor de raíz al cuadrado.

Quizá se tratase de no conjugar,
amor mío, esa fiel regla de tres,
se tratase de escapar por la tangente,
dividir tus partes, dividir mis partes,
y restar por no poder multiplicarte,
por no hacer un hoy por ti, mañana por mí.

Y seré bolero, pura matemática,
un número quebrado en todas tus cartas,
quebrado en la espera, quebrado en distancia,
para poder olvidar amor tus áreas.
Dime cómo podré, cómo olvidaré
las sábanas paralelas de tu cama.
Querida incógnita, la equis de mi amor,
polinomio de mi vida y de las tardes
que escribo, cuando añoro tus cosenos
y teorizo el signo igual de cada beso,
invento el factor común de tu recuerdo
con el signo aproximado de un abrazo.
Si te escribo cartas de amor y boleros
es amor solamente para decirte
cómo esta pobre ecuación se hace tan nuestra,
que por aritmética, no admite error:
que mis días si llegan se hacen más largos,
se elevan al cuadrado cuando no estás

PALABRAS, PALABRAS



Incluyo esta mañana calurosa aquel enlace de CIUDAD POÉTICA que recogía las emociones previas a la Isleta del Moro... ese "fin de fiesta" del taller de escritura, disfrutado con Sara, Vero, Omar... y la "profe genuina" Ana Toledano.
La referencia es de Ventura Camacho ¡¡ una gran persona y poeta que ha emigrado a su Barcelona con Eli... les deseo todo lo mejor; les echaré de menos.


http://venturacamacho.blogspot.com/2008/06/ave-turuta.html


Os regalo tb unos "textitos" que vimos en el taller.


-Tanto amor y no poder nada contra la muerte. C. VALLEJO

-Y cuando llegue el día del último coraje
Necesario en la vida, alerta quiero estar.
No por miedo a que me abrume mi exceso de equipaje,
Sino para impedirle a mi pulso naufragar.
C. ÁLVAREZ.

-Sin embargo todo era blanco porque el blanco
Es el gran sueño y la gran muerte,
Sereno y encalmado apartamiento en un
Silencio inmenso. Y. SEFERIS.

-Hazme sólo preguntas sin abrigo:
por qué esta soledad
Por qué la verdad traiciona
Por qué duele el dolorPor qué tengo que morir”.
J. RIECHMANN.

-Los que sigáis viviendo…
Decid que se marcharon en el momento exacto
De su orgullo.
Decid que al terminar el treinta y uno
De un mes sin precedentes
De un año muy lejano todavía…
E. GASTÓN.


-Yo la quise, y a veces ella también me quiso,
(…) ella me quiso, a veces, yo también la quería. NERUDA.

-Porque sé que es feliz
Este afán de perdernos
Si entre cada regreso aparece tu boca. G. MONTERO.





-¿Cómo será buscarte en la distancia, amor,
Amor que me has llevado a la puerta del árbol,
Al vuelo de la mariposa,
A la fuerza,
A la vida,
Y que me llevaste, después de la alegría,
A la tristeza?
G. BELLI.

28 jul. 2008

Comparto este "espacio", también mis poemas.

En un CLICK aparece tu link,
mapeas mi perfil,
navego por tu blog.

Tres Ws conducen
a tu cibercentro.

Dicen que la inventiva Light
domina la Fast creativing.

Creo que tus intertextos,
dilatan mi red
interactiva.



Atrapada
entre mi prefijo
y mi sufijo

busco cambiar
las letras.

Soy raíz
sin desinencia.




Misterízate conmigo.
bolericemos las miradas…
versifícame las manos

Si me descifras…

DELETRÉAME.




Diálogo extraño
Aterrizas en mí,
y no te encuentro.
Dices que te buscas
-sin brújula-.
Dices que no te sabes
-ya sin papeles-.



¿Me re-conozco
En lo que digo
Hago
Sugiero?

No pienso…



Tras la tempestad… un río,
con la catarata… vendaval,

con tu volcán… mis LABIOS


Ante el huracán de luz
de su mirada

la boca de luna
se diluye al amanecer
.



((Una opinioncilla, por favor¡ desde la sinceridad de lo que os provoca))

Tres entradas en esta llegada a Granada, curioso. Espero darle VIDA de forma CONTINUADA.

GRACIAS POR LO QUE CADA UNO ME APORTA.

Manual de ortografía , Pilar Galán

MANUAL DE ORTOGRAFÍA (ERÓTIKUS) Pilar Galán. Editorial De la Luna Libros, Mérida, 2003 ¡¡disculpad la extensión pero creo que merece la pena!! (la cursiva indica la voz de ella en estilo directo, sus palabras; la escuchamos) Los colores es cosa mía.



No preguntas nunca, me acaricias. Dibujas interrogaciones con tus dedos. Me llenas de puntos suspensivos, salpicas la cama de cursivas.




Intento hablar, no me dejas, me tapas la boca con tus manos, me llenas la boca de tus manos, como si atraparas mis palabras, me arrancaras las cosas que quiero decirte y las arrojaras fuera.




Te ríes, juegas conmigo, me moldeas a tu antojo. Me abrazo a ti como un naúfrago, mareada por un olor que no conozco, me dejo hacer, te hago, te construyo en cada beso, me muero si me tocas, me muero también si no lo haces.




Luego, abrazada a ti, pregunto, no contestas, no me mimas, no dejas ni un resquicio a la esperanza. Dices, acabará pronto, tiene que acabarse, mientras tus dedos acarician mi espalda, te irás, cuando tú quieras, somos libres. Dejas caer tus palabras con descuido, sin miedo, certeras como dardos, agudas. Las recibo en silencio, sin protesta, me dejo hacer. Como siempre, también en esto me llevas ventaja.




Intento hablar, no me dejas, como si nada quisieras saber de mi otra vida. A veces pienso que te importa. Entonces, soy feliz. Otras veces pienso que no, entonces soy terriblemente infeliz. Te digo, me da igual lo que pienses, porque cualquier cosa es terrible, tanto si me dices que mueres por mí como si te soy indiferente. Te sonríes. Es peor aún que cuando ríes abiertamente.




Luego me ducho rápido, en silencio. Me da vergüenza mostrarte ahora mi cuerpo desnudo. Salgo disparada, sin mirarte, pero aún me queda aguantar tus bromas, tu intento según tú de quitar hierro a los asuntos...




A cada duda respondes con certezas. Digo, me hace daño venir. Dices tú, no vengas. No es tan fácil, te contesto. Si te sientes mal, no vengas, repites, tan distante que dan ganas de arrojarte a la cara tus caricias.




Hablas mejor que yo, al menos de estos temas. Estás acostumbrado a tratar con sentimientos: los vendes, los pesas y analizas, subrayas, recortas, coloreas. Pones negritas y mayúsculas, llevas una base de datos con comillas. De cuando en cuando sacas una frase, la agitas ante mí, la estiras, desempolvas su sujeto y predicado. Esto dijiste la semana pasada. Otra vez prometiste que no iba a pasar nunca más. No te quejes ahora.




No puedo pelear contigo en ese campo, tienes razón. Me asustan tus adverbios: nunca, siempre, ahora, sobre todo ese ahora elástico y perecedero en que quieres instalar lo que me pasa. Que dure lo que tenga que durar, me dices, eligiendo con mimo las palabras.




Yo me callo. Me trago sustantivos, nexos, oraciones enteras. No me atrevo a hablar. Sé que tú tampoco, que lo que me dices no es del todo cierto, que te has blindado contra mí para no hacerte daño. Te prefería al principio, sobre todo, cuando jurábamos de verdad que las cosas eran imposibles, que nada iba a suceder, que no podíamos ser tan locos. Cuando intento decírtelo, te sonríes. Si sé que vas a dejarme para qué enamorarme de ti, no puedo enamorarme de alguien que no me necesite.




Asiento, con un nudo en la garganta, con un tapón que forman subjetivos, los si fuera del mundo, los acasos, los ojalá que me prohibes porque no tienen sentido. Sólo hablamos en imperativos e indicativos. Nunca condicionales, nunca deseos. Tu gramática no deja lugar al imperfecto, no caben tampoco los futuros. En tu sintaxis todo es enunciativo, breve, rápido y certero.




Dices, si no quieres venir, no vengas, no me llames, no me busques. Sé sensata. No utilizas nunca un adjetivo. Tu lingüística está hecha con los años que me sacas, a jirones de otras mujeres, de cosas pasadas, y la impones con energía a tu discípula, sin piedad alguna, por mi bien. Sigue las instrucciones y no saldrás dañada. Pero yo no puedo ser tan fría.






Cuando salgo de tu casa, la realidad empieza a conformarse. De nuevo, me digo, de nuevo habrá que empezar a edificar los días, desde abajo, desde justo ese punto del estómago donde nacen las náuseas. La luz de la mañana se derrama como polen de oro, tengo frío, me da miedo la vuelta a casa, los reproches, sentir su boca, saber que la mía no sabe a tus palabras, querer gritar, llorar, vaciarme por dentro. Saber también que no puedo, saber que tienes razón, aunque me duela, que te blindas contra mí porque has puesto fecha de caducidad desde el principio, como si mi presencia en tu casa fuera un regalo inesperado, una ofrenda que alguien ha querido hacerte.




Al compás de los días enhebro mi discurso, reparto con cuidado conjunciones, añado núcleos mentirosos, digo: tenemos que dejarlo, me haces daño, pero mi mano se empeña en escribir, acude, corre, dame besos, deja que mi cuerpo nazca en tus dedos, dibuja otra vez interrogaciones, no preguntes.




Salpico mi texto de cursivas, subrayo lo importante, distribuyo mayúsculas y negritas, razono, expongo mi tesis, intento ser sensata, construyo un texto argumentativo, te narro, dialogo, trato de describirte, me convierto en narrador omnisciente, me vuelvo personaje, escribo prólogos y epílogos, me muero por borrarte de mi índice.




Con mi texto corregido, te llamo el día anterior como una niña, temblando de los pies a la cabeza, presintiendo como siempre que vuelvo a equivocarme. La pasión empieza en el segundo exacto en que empiezo a marcar tu número. No estás. La tarde se convierte en una sucesión de horas que deben llenarse hasta la noche, hasta que vuelvas y oigas mi mensaje, y yo sepa que sonríes ante mi voz temblona. O lo que es aún peor, esperar que constestes, sentir el alma en vilo, dormirse sin saber aún qué va a pasar mañana.




Contestas por fin. Con mi carpeta a cuestas, voy a tu casa, preparada para ti, por qué engañarme, duchada, con crema, oliendo bien, suave sin querer para tus manos. En la cabeza llevo un memorial de agravios, pero mis dedos se mueren por enredarse en tu pelo.




Luego, como siempre, hago el imbécil. Me escuchas, me das la razón, asientes. Dices que ya estabas preparado, que lo sabías, me deseas suerte en mi nueva vida, me ofreces café, no preguntas, como si no quisieras saber nada más de lo que digo. Me muero. Me levanto. Me acompañas a la puerta y me derrumbo en el justo instante en que me abrazas, o te abrazo yo respondiendo a un gesto tuyo apenas insinuado.




No preguntas nada, me acaricias, dibujas interrogaciones con tus dedos, salpicas la cama con cursivas. Mi cuerpo es tu folio en blanco, lo dibujas, lo llenas de palabras nunca dichas, arrancas jadeos y aliteraciones, curvas de entonación, acentos, súplicas... Me muero en cada palabra que no dices, despierto en cada caricia sin sonido.




No preguntas nada, sólo recorres las páginas con tus manos, borrando subrayados, tesis, conclusiones, riéndote a carcajadas del narrador omnisciente, mezclando descripciones, comas, negritas y mayúsculas.




Y, cuando estoy vacía, me llenas de nuevo, con tus signos.




Pon tu punto final.




Te lo suplico.




**CÓMO LO REESCRIBIRÍAS TÚ, AMABLE LECTOR?? No me "mola" nada la actitud cuasi pasiva de la "tipa", sobre todo al final. Me parece consciente de su LUCHA y lo expresa de un forma expresiva y bella.




Otro día "la recompongo" a mi medida.

vuelvo a mi HOGAR en GRANADA...este aire¡¡cálido y mío

cómo pasa el tiempo¡¡ qué topicazo, verdad??

INICIO de un verano que "apunta" bien en los atardemares y amanesoles de RISA COMPARTIDA.

-Fin de curso "alargado" aquí, con la intensidad de los Encuentros en terrazas, babeles, Calahonda, un papel entre colores naranjas...

-Madrid con recital de Julio y música de Juan Antonio en el siempre "mítico" LIBERTAD8. Sorpresas hilarantes, descubrimientos alunados...

-Burgos con mi familia siempre RECEPTIVA y expectante, mi abuela que sigue sorprendiendo con su pasión por la vida y sus instantes, mis "peques" jugando a provocarnos...

-El Escorial con un grupo de poetas EMERGENTES¡¡¡¡ ingeniosos, saboreadores de sonidos, MULTIPOESÍA en el papel y los momentos (ya contaré detalles)

-Mi pueblo con "el paisaje de siempre" y mi MIRADA RENOVADA. Punto necesario de calma.

Ese "AQUÍ-AHORA"---"CONTACTO-RETIRADA"--- que tanto se dice y ahora me creo.



Desde entonces con PALABRAS... emborronando folios, bocetos de colores