28 ago. 2012

POETAS QUE ROZAN LA PIEL

CASI SOLSTICIO

Mientras hago el café

de medianoche

-a fin de combatir tanto azahar-

repienso,

que hoy tomé las calles

hacia ti,

los dedos índices consultados

esquivaron

los otros itinerarios.



Por el camino encontré

restos de tu forma de sentarte,

de llamadas perdidas,

de paseos propios

-si no fueras tan tuyo

si no fuera tan mía-

de amantes estándar.



No los ando para encontrarte.

Sólo actualizo

la primavera.
                                          CARMEN CAMACHO


LAS TRES PALABRAS MÁS EXTRAŃAS



Cuando pronuncio la palabra Futuro,

la primera sílaba pertenece ya al pasado.

Cuando pronuncio la palabra Silencio,

lo destruyo.

Cuando pronuncio la palabra Nada,

creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.       Versión de Abel A. Murcia, de la escritora polaca
                                                                                WISŁAWA SZYMBORSKA 




(RE)SER(VADO)

Una navaja lenta es el proyecto de la identidad.

Una celebración añil el re-conocimiento.



¿Cómo dejé que todo esto me sobreviniera?

Mi propio sueño marchó de mí conmigo

No puedo permitir que se me malinterprete una vez más

¿Por qué me afectas?, ¿por qué me afectas todavía?.

Una absurda desposesión infranqueable.



Pero que yo estaría bien, que no hacen falta cuidados ya sabes que total yo

estaría bien, siempre bien, aunque no se me entendiese aunque

perdiese la salud en mi edad aún temprana.

Yo también pensaba que podría controlarlo.

¿Por qué me desesperas?, ¿por qué todavía me desesperas?.



Una charca de notas sostenidas,

un ruiseñor mecánico es la tarde

¿Cómo tuve el coraje de asumir tu estrategia?       YOLANDA CASTAÑO



Colaboración de Tontxu en el tema "Números cardinales" del disco "Maneras de romper una ola"  de Andrés Suarez.












23 ago. 2012

RETAZOS DE MIS POEMAS...


ANUNCIO EN PANTALLA ELECTRÓNICA

Se venden ilusiones  a bajo coste,

oferta en Sonrisas, sección Plenitud.

 
Emociones ya sin existencia.

Rebajas en Confusión (60 % de descuento).

 


MICROPOEMA EN EL MÓVIL                                                

 
En el infinito de tu risa

quiero amistarme contigo,

viajar a ti,

decirnos…

 

ENCUENTRO

                                                 Que te coma las hechuras del alma.  

                                                                         L. A. de Cuenca

Ojalá te colme mi aliento

nos encontremos en el ascensor

te sorprenda en sincronía.

 

La semifusa de tu orden

ocupe mi polisíndeton

en una marejada de palabras.

 

Nos acercamos en el semáforo,

en la simetría de la calle,

en los renglones de asfalto.

 
*


En un abrir y cerrar de libro
esconde el miedo de anoche,
el saberse infinito locuaz
de polos muy distantes.
 
Dardo de miradas enquistadas,
busca limpiar su ego,   
vampiros le acechan
en la sombra de la inquietud.
 
Con la angustia en los talones
devuelve el dolor,
lanza su alma
al borde de unos ojos.
 
Emborrona cuadernos de su mapa,
sin perfilar matices incómodos,
ceguera incombustible
sin tacto en el Interior.
*
SIN-RAZÓN
Porque VIVO y no en este aire helado,
porque el azahar hoy lo siento putrefacto,
porque no escucho luz en la sombras,

porque están en juego mis certezas,
porque voy maltrecha de ilusiones,
porque mi hervidero no fluye,
 
porque estoy sentada y veo pasar,
porque salí a buscar mi criterio,
porque HUYO y lo sé.
 
 
 



 

 

PARA DISFRUTAR


A veces una piel es la única razón del optimismo
                                                                                                       Luis G. Montero
Debería llover                                                                               

y hace falta ser lluvia,

caer en los tejados y en las calles,

caer hasta que el aire ponga

ojos de cocodrilo

mientras muerde la tierra igual que una manzana,

caer sobre la tinta del periódico

y caer sobre ti

que no llevas paraguas,

que te llamas María y Almudena,

que piensas como abril

en hojas limpias bajo el sol de mayo.

A veces una piel

pudiera ser la única razón del optimismo.

ENTONCES ME BESASTE                    Raquel Lanseros


Por celebrar el cuerpo, tan hecho de presente
por estirar sus márgenes y unirlos
al círculo infinito de la savia
nos buscamos a tientas los contornos
para fundir la piel deshabitada
con el rumor sagrado de la vida.
Tú me miras colmado de cuanto forja el goce,
volcándome la sangre hacia el origen
y las ganas tomadas hasta el fondo.
No existe conjunción más verdadera
ni mayor claridad en la sustancia
de que estamos creados.
Esta fusión bendita hecha de entrañas,
la arteria permanente de la estirpe.
Sólo quien ha besado sabe que es inmortal.

LA MUJER HERIDA                                  Raquel Lanseros

Solamente si alguna vez amaste
con uñas y con dientes
sin red
sin salvavidas
aciertes a entender el vértigo insondable
que se extiende a los pies del desengaño.
Ella creyó encontrar la fuente del principio
cuando lo conoció, en medio de la tierra,
sin más escudo que su piel de hombre
bruñida por el sol igual que el oro viejo.
Lo amó sin precipicios ni preguntas
tiernamente, en silencio
con esa gratitud voluptuosa
que provoca la lluvia en primavera.
Todo era tan sencillo.
Los versos inflamados de poetas infinitos
parecían seguirla a todas partes
como si el corazón se hubiera convertido
en un fiel animal domesticado.
Porque no existe nada que perdure
una noche aprendió, como tantos lo hicieran
antes y después de ella,
que el amor es un río con cataratas propias
y remansos ajenos
que siempre desemboca en el océano.
Míralo de este modo: la vida te ha enseñado
siguiendo su costumbre de incansable maestra
cómo el alma dibuja
serenas cicatrices sobre viejas heridas.

6 ago. 2012

REVISANDO MIS POEMAS...

En el entresueño


de mi entreplanta

sueño el extremo

extraño

de tu entrepecho



Busco cerrar los ojos

rozar la nada

dejar esta piel cansada

de rozarse con lo ajeno



Abandonar mis pies

al tacto con los tuyos

que te escondas

en mi entretecho.

*Dos poemas creado a partir de sonidos grabados en ciudades, se incluyó en la edición de "Paisajes sonoros" del 2010:

 I  

Nube oscura

sin diapasón,

que anuncia soledad

en Plaza Nueva.



Tráfico recio

de 80 decibelios,

que marca ebullición

en Puentezuelas.



En el tantán de este paseante

el ritmo de su sístole,

no es barítono su sentir

tan sólo vibra la mirada.





Interpreta su coda

de vuelta al trabajo,

entre campanas y pitidos:

ballet robotizado.



Y parece cuerda percutida

en el vaivén de la urbe,

luthier de historias en papel…

partituras en renglones.




II

Sonoridad de pájaros


que gritan sin pretextos,

un río en semifusas…

con timbre en el murmullo.



Reflejo inmaterial

de la chapa y pintura del ruido;

contraste en desarmonía

sentido sin textualidad.



Y todo es inmediato…

al entrecruzarse sin susurro

la exclamación del automóvil,

los puntos suspensivos del tubo de escape.



En el magma de un tráfico fugaz

interrogan los espejos retrovisores,

y la radioMP3 zigzaguea en el dial;

lejos ya el oboe del río.



Neumático en LA sostenido,

agua en SI bemol

coral confusa …

para el caminante de HOY.


***Y BREVES...................................

1)

Deseo continuar con dos puntos :
                                                                                               



el punto y coma ;



de aquel discurso de caricias. Z¡0


2)

Tu piel de ébano


confunde mi RISA



en tu boca.


3)


La chispa de agua                                              


Enlaza los cuerpos.



Lluvia de luna.

3)

En el fondo de mis verbos pseudocopulativos


(soy, no estoy pero parezco)

no sé si es “directo” o “indirecto”

lo que escapa a mi predicado.



Dudo que tu sujeto

Concuerde

Con mi núcleo.

4)


Sin embargo                                                                                      


Contigo
Etéreo

Hoy



Después

AGUDEZA

Turgente


5)

Antes del huracán de luz


de su mirada.



La boca de luna

se diluye al amanecer.



6)

-Necesito amaneotros –dijo ella.



Amanecer en otros,

-tuvo que traducir-.



-Entiendo que estés alunizada,

Con los atardemares

que te ocupan-dijo él.


















5 ago. 2012

LECTURA DE MIS POEMAS CON VIOLA Y BAILE

Aquí tenéis el vídeo de la lectura de poemas titulados "LABIOS DE LLUVIA". Como ya indiqué en otra entrada, se incluye en el Festival de Música y Danza, en "MUSICATURA" que organizó el DIENTE DE ORO en Granada.



¿Qué os parece este poema? ¿Y la puesta en escena?


Iluminas el contorno de tantas cosas…


siento el vaivén de sangre en tu corazón

el ciclo de olas marinas

como traqueteo constante.



Entre los gestos que un mayo disuelve

y un domingo sin periódico

la mirada nos lleva a oquedades

-sombras chinescas en la terraza-.



Nos narramos los adentros

en sílabas contadas tras el vino, insomnes,

nos escribimos en el margen de la espalda

fonemas que vierten eco.



En la fragilidad de lo que se pronuncia ahora

en la vocación de viento del susurro

en el embrujo improvisado de las horas

en el andar pausado por tu cuerpo.

VERSOS CON VIDA

    
 *Otros breves versos, retomados del taller con Ana Toledano, allá por mayo del 2008, un beso desde aquí:  



-Vuelve otra vez y tómame en la noche.        
K. CAVAFIS.


-En las mansiones líquidas

Del paladar

Y en la humedad radiante de tus ingles,

Mientras tu propia lengua me recorre…                            VALENTE

-Oír el corazón

En un silencio nuevo,

Advertir el destino

Donde estaba el Deseo.

Oh, verdadero amor,

Qué sensación de tiempo

Poseído, pensar

En el mundo y en ti

En un solo pensamiento.                                                   A. GAMONEDA.


SONETO DEL AMOR ATÓMICO


Has minado la selva de mi pecho.

Le has dado fuego a todos mis olvidos.

Has llenado de muertos y de heridos

el pacífico reino de mi lecho.



Te has subido a la lámpara del techo

para bombardearme los sentidos.

Has vertido explosión en mis oídos

con tu voz nuclear siempre al acecho.



No más fisión, amor, no más ojivas

ni más misiles en mi dormitorio.

Cesen con tu victoria los enojos.



Me rindo. Tú has ganado. Mientras vivas,

no alcanzarás un triunfo tan notorio:

me has volado la mente con tus ojos           L.A. DE CUENCA.


3 ago. 2012

ME HAN REGALADO... (II)


Embriagaos de Charles Baudelaire
Hay que estar siempre borracho. Todo consiste en eso: es la única cuestión. Para no sentir la carga horrible del Tiempo, que os rompe los hombros y os inclina hacia el suelo, tenéis que embriagaros sin tregua.
Pero ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, de lo que queráis. Pero embriagaos. Y si alguna vez, en las gradas de un palacio, sobre la hierba verde de un foso, en la tristona soledad de vuestro cuarto, os despertáis, diminuida ya o disipada la embriaguez, preguntad al viento, a la ola, a la estrella, al ave, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, preguntadle la hora que es; y el viento, la ola, la estrella, el ave, el reloj, os contestarán: «¡Es hora de emborracharse! Para no ser esclavos y mártires del Tiempo, embriagaos, embriagaos sin cesar. De vino, de poesía o de virtud; de lo que queráis.»


Espantapájaros        de Oliverio Girondo

No sé,

me importa un pito que las mujeres

tengan los senos como magnolias

o como pasas de higo;

un cutis de durazno o de papel de lija.

Le doy una importancia igual a cero,

al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco

o con un aliento insecticida.

Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz

que sacaría el primer premio

en una exposición de zanahorias;



¡pero eso sí!

-y en esto soy irreductible-

no les perdono,

bajo ningún pretexto,

que no sepan volar.

Si no saben volar

¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!



Esta fue -y no otra-

la razón de que me enamorase,

tan locamente, de María Luisa.

¿Qué me importaban sus labios por entregas

y sus encelos sulfurosos?

¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo

y sus miradas de pronóstico reservado?

¡María Luisa era una verdadera pluma!

Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina,

volaba de comedor a la despensa.

Volando me preparaba el baño, la camisa.

Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...

¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese,

volando, de algún paseo por los alrededores!

Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado.

"¡María Luisa! !María Luisa!"...

y a los pocos segundos,

ya me abrazaba con sus piernas de pluma,

para llevarme, volando, a cualquier parte.



Durante kilómetros de silencio

planeábamos una caricia que nos aproximaba al

paraíso;

durante horas enteras nos anidábamos en una nube,

como dos ángeles, y de repente,

en tirabuzón, en hoja muerta,

el aterrizaje forzoso de un espasmo.



¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera...,

aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas!

¡Qué voluptuosidad la de pasarse los días entre las

nubes...

la de pasarse las noches de un solo vuelo!



Después de conocer una mujer etérea,

¿puede brindarnos alguna clase de atractivos

una mujer terrestre?

¿Verdad que no hay una diferencia sustancial

entre vivir con una vaca

o con una mujer que tenga las nalgas

a setenta y ocho centímetros del suelo?



Yo, por lo menos,

soy incapaz de comprender

la seducción de una mujer pedestre,

y por más empeño que ponga en concebirlo,

no me es posible ni tan siquiera imaginar

que pueda hacerse el amor más que volando.



1 ago. 2012

UNA ANTOLOGÍA EN LA QUE APARECÍ, 2008, CANGREJO PISTOLERO

He encontrado, haciendo limpieza en el ordenador, este LIBRO DIGITAL. Aparezco en la PÁGINA 79 Y 80. Como también aparece en el cartel el recital tuvo lugar en el mítico café granadino: "LA TERTULIA" (donde se fraguó "la otra sentimentalidad", estuvieron Borges, Cortázar, Alberti...)Aparecen amigos como Luis Melgarejo, Javier Castro... SI PINCHÁIS AQUÍ CON DOBLE CLICK aparece a "pantalla completa":