31 mar. 2013

MICROCUENTOS ( II )

Recojo una cita curiosa de Juan Ramón Jiménez en su libro IDEOLOGÍA  (1897-1954) publicado en Barcelona en 1990 (Anthropos). Ahí recoge muchos de sus aforismos.

-"Ser breve, en arte, es, ante todo, suprema moralidad"

Como ejemplo de la maestría del autor granadino Ángel Olgoso (os dejo un enlace a una reseña de su nuevo libro "Las frutas de la luna" "Frutas de la luna")

TACONES DE AGUJA

Las mujeres regresan a sus hogares. Transidas de un cansancio cuadrúpedo, acorchado, universal, se dejan caer sobre mullidas superficies, se apresuran a sacarse los zapatos dolorosamente prietos, y es entonces cuando uno podría percatarse de su femenina e inmemorial impostura: silbando para disimular, las mujeres extraen del calzado esos pies sin dedos ni uñas, esas extremidades de una sola pieza y forma idéntica a los zapatos de tacón, esas pezuñas tiernas, inusitadas, centáuricas, que ocultan taimadamente desde su nacimiento. 

*De la antología (Sea breve, por favor, 2)

LA TACITA de José María Merino.

He vertido el café en la tacita, he añadido la sacarina, remuevo con la cucharilla y, cuando la saco, observo en la superficie del líquido caliente un pequeño remolino en el que se dispersa en forma elíptica la espuma del edulcorante mientras se disuelve. Me recuerda de tal modo una galaxia que, en los cuatro o cinco segundos que tarda en desaparecer, imagino que lo ha sido de verdad, con sus estrellas y sus planetas. ¿Quién podría saberlo? Me llevo ahora a los labios la tacita y pienso que me voy a beber un agujero negro. Seguro que la duración de nuestros segundos tiene otra escala, pero acaso este universo en el que habitamos esté constituido por diversas gotas de una sustancia en el trance de disolverse en algún fluido antes de que unas gigantescas fauces la beban.

AMOR (I) de Raúl Brasca

A ella le gusta el amor. A mí no. A mi me gusta ella, incluido, claro está, su gusto por el amor. Yo no le doy amor. Le doy pasión envuelta en palabras, muchas palabras. Ella se engaña, cree que es amor y le gusta; ama al impostor que hay en mí. Yo no la amo y no me engaño con apariencias, no la amo a ella. Lo nuestro es algo muy corriente: dos que perseveran junto por obra de un sentimiento equívoco y de otro equivocado. Somos felices.

AMOR (II) de Raúl Brasca

Pretende que yo estoy enamorada del amor y que a él solo le interesa el sexo. Dejo que lo crea. Cuando su cuerpo me estremece, lo atribuye a sus muchas palabras. Cuando mi cuerpo lo estremece, lo atribuye a su propio ardor. Pero me ama. Y no lo saco de su engaño porque lo amo. Sé muy bien que seremos felices lo que dure su fe en que no nos amamos. 


MUJER PORTÁTIL de Rogelio Guedea


Una mujer que aprenda mi nombre a besos cada día. Mujer que ronque como roncan las notas de un bandoneón. Mujer duplicado de mis llaves. Mujer hoja del árbol que soy; palabra de cuanto hablo. Una mujer que no tenga país de origen. Que cuando diga su nombre: llueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario